admisión

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Historia
 
Nuestras Hermanas del Buen Socorro de Irlanda, una vez más inspiradas y guiadas bajo la acción del Espíritu Santo y con el gozo de responder a las nuevas exigencias de una iglesia que se renueva y abre sus puertas con el Concilio Vaticano II, responden a la invitación del Maestro que les dice “Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a los pobres…” (Mc 16,15) En escucha atenta a esta llamada y con un corazón disponible e ilusionado por esta delicada misión deciden en Capitulo General y con la aprobación de la Madre Provincial WinifredLyne. BARCO
4HNAS Emprender un nuevo horizonte de misión hacia las familias latinoamericanas, a quienes urgía llegar desde la Evangelización. De este modo las hermanas llamadas aliviar el sufrimiento humano y llevar el mensaje de Esperanza a los más pobres llegan a las arenas del Distrito de la Esperanza, Provincia de Trujillo, Departamento La libertad. Las pioneras de tan noble misión fueron las Hermanas: Mary de Sales Humphereys, Columba Mary Byrne, Mary FelimDuignan y Joseph Finbarr O’ Sullivan, quienes iniciaron su apostolado. Ellas se dedicaron a las madres y niños y al cuidado médico, al trabajo social, a la instrucción religiosa y a todo tipo de apostolado las palabras de Mère Geay "qué haremos por los pobres", era el motivo principal...
 
INICIOS ANGELITA
Inauguración de Nuestra Casa Hna. Angelita Jave Ruiz. Primera Hermana Peruana
   
   
   
   
   
   
Bajo el título de Nuestra Señora del Buen Socorro, María continúa revelando a Jesús a las Hermanas del Buen Socorro en el Perú y a la gente a la que ellas sirven, ayudando al crecimiento de las virtudes y valores del Buen Socorro. A través de un testimonio de fe y servicio en el Perú, el Buen Socorro asume un rol cada vez más en la evangelización del mundo. Las hermanas del Buen Socorro seguimos respondiendo a la acción y conducción del Espíritu Santo y atendiendo en los lugares y las personas a las que Dios nos encomienda a través de nuestros apostolados.