INICIO - Quienes Somos

Historia

Nuestras Hermanas del Buen Socorro de Irlanda, una vez más inspiradas y guiadas...

Leer más...

Misión y Visión

Nosotras Hermanas del Buen Socorrro del Perú queremos...

Leer más...

Declaración

Declaración de la misión de las hermanas del buen socorro.

Leer más...

Nuestras Prioridades

Con nuestro estilo de vida actuamos con justicia, comprometidas con el respeto y protección de la vida-ecología e invitamos a otros (as) a caminar con nosotras.
Somos sensibles al dolor y sufrimiento de nuestros hermanos enfermos y moribundos revelando el amor compasivo, sanador y liberador de nuestro Buen Dios.
Hacemos propia la misión de la iglesia, interesándonos por las desgracias del mundo y llevando a todos un Mensaje de esperanza. Este desafío interpela la imaginación y toca el corazón: educar a los jóvenes que buscan el significado de la vida.
Asegurar los derechos humanos de las mujeres y las niñas y terminar con toda la violencia contra ellas, promoviendo su participación activa en todos los aspectos importantes de la vida, en la toma de decisiones, como líderes y como beneficiarias: afirmaremos la igualdad y equidad de género.
Nosotras, Hermanas del Buen Socorro, hemos aperturado un nuevo servicio de atención a niños vulnerables en el Centro de Acogida “SILOÉ”; estamos dando respuesta a una demanda creciente de niños y niñas en alto riesgo, brindándoles una atención personalizada por las hermanas y profesionales competentes. Desde el 13 de Mayo de este año 2013, ofrecemos el nuevo servicio desde nuestro Carisma de Sanación, Compasión y Liberación.
“Nos comprometemos a ser mujeres compasivas que actúan justamente, aman con ternura y caminan humildemente con nuestro Dios”.

PROYECCIÓN SOCIAL

La opción por los más pobres, en especial el binomio Madre - Niño(a), adulto mayor, enfermos y moribundos, que se encuentran más vulnerables al problema de enfermar morir; los servicios de las Hermanas se centran alrededor del conocimiento de las necesidades del enfermo de todas las clases sociales y credo, nuestros Servicios están basados en el actuar de Jesús, buscamos ser sanadoras para los necesitados a quienes encontramos.

Leer más...

“La Pastoral de la Iglesia no puede dejar de lado el contexto histórico donde viven sus miembros. Su vida acontece en contextos socioculturales bien concretos. Estas transformaciones representan nuevos desafíos para la Iglesia en su misión de construir el Reino de Dios”. (Documento de aparecida 367)

Nosotras Las Hermanas del Buen Socorro. Evangelizamos mediante la Educación integral a los niños, niñas y jóvenes desde nuestro Carisma y Espiritualidad, con una formación sólida y en valores Evangélicos.

Leer más...

La Buena Nueva puede ser comunicada solamente por una persona que la vive de tal manera, que ella también se convierte en mensaje. (Const. HBS N°13).
Compartimos la Catequesis Sacramental con los niños, jóvenes y adultos ayudándoles a fortalecer y madurar su fe, mediante la preparación para los sacramentos de Bautismo, Eucaristía Confirmación y Matrimonio.

Leer más...

Hay muchas personas dispuestas a colaborar y nadie es tan pobre que no tenga nada que ofrecer. No se treta de que pocos hagan mucho, sino de que muchos hagan poco. Es trabajar en equipo siendo personas de dialogo que reconocer sus dones y talentos para ponerlos al servicio de la comunidad. Significa preparar a las personas para la acción.

Leer más...

Los apóstoles y primeros cristianos, siendo impactados por la persona de Jesucristo, impregnados por su mensaje, nos transmiten el gozo de haber vivido con Jesús y su mandato: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos.” (Mt. 28,19).

Leer más...

“Estuve en la Cárcel y vinieron verme… les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron” (Mt. 25,36-40)

Desde nuestro carisma de compasión, sanación y liberación también colaboramos en la pastoral carcelaria mediante la gestión y el desarrollo de talleres productivos: talleres de cerámica, manualidades, hidroponía, repostería; a la vez se les da la facilidad de culminar sus estudios primarios y secundarios.

Leer más...

FORMACIÓN

“Maestro dónde vives?.Vengan y lo verán”
La Vocación Religiosa es un don de Dios que pide una respuesta de Fe. Como una semilla, cuyo crecimiento depende de la tierra en que cae y del cuidado diligente, así la vocación religiosa depende de la persona que la recibe, de las que la dirigen, y del Espíritu Santo que asegura su crecimiento (Jn. 38).

  • Aspirantado
  • Postulantado
  • Noviciado
  • Juniorado
  • Profesión Perpetua